Notas de Prensa y Comunicados

MEF: Presupuesto 2018 apuntalará recuperación económica ‎y garantizará la sostenibilidad fiscal

La ministra de Economía y Finanzas, Claudia Cooper, expuso ayer ante el Pleno del Congreso el contexto macroeconómico y las cuentas fiscales consideradas para la elaboración del Presupuesto Público para el Año Fiscal 2018, así como sus principales fuentes de financiamiento.

La titular del MEF indicó que existe un entorno internacional favorable que está impulsando la recuperación de la economía peruana a través de tres canales.

Hoy tenemos una aceleración de la demanda mundial que está dinamizando principalmente a nuestras exportaciones no tradicionales. Así, las exportaciones no tradicionales crecieron 9,6% entre enero y setiembre y, con ello, registraron la segunda expansión más alta en Latinoamérica. En particular, algunos de los productos que más crecieron fueron los de agroexportación como paltas, uvas, mangos, arándanos y productos vinculados a la manufactura no primaria como metal-mecánica, textil y sidero-metalúrgicos.

A esta mayor demanda global se suma que los precios de las materias primas se están manteniendo en niveles altos y están dinamizando la inversión local e impulsando las exportaciones tradicionales. De hecho, el precio del cobre ha aumentado 28% en lo que va del año y el zinc en 41%, impulsando la producción nacional. Así, las exportaciones tradicionales peruanas han crecido 30,9% en lo que va del año y han liderado el crecimiento regional.

Y, por último, las condiciones financieras internacionales están siendo positivas para las economías emergentes como la peruana. De hecho, el flujo de capitales a mercados emergentes se ha incrementado de manera importante en lo que va del año y ha presionado al costo de financiamiento peruano a la baja.

En este contexto, la ministra de Economía enfatizó “El Perú está en buena posición para correr esta nueva ola mundial. Nuestro país está en una inmejorable posición para atraer inversiones extranjeras y un mayor flujo de capitales debido a su solidez macroeconómica”. En esta misma línea, señaló que la economía peruana ha sido la única en la región que ha logrado mantener su calificación crediticia estable. Este logro es un reflejo del manejo responsable y prudente de las finanzas públicas que han permitido mantener una deuda baja y ahorros importantes.

Positivo punto de quiebre
La economía peruana se encuentra en un punto de quiebre que ya se observa en la inversión total. De hecho, luego de 13 trimestres de caídas consecutivas la inversión creció 5,3%, impulsada por la inversión pública y privada. “Para esta recuperación ha sido clave la coordinación entre el Ejecutivo y el Congreso para aprobar diversas reformas que permitan facilitar el despliegue de inversiones públicas y público-privadas, así como normas para reasignar el presupuesto público y asegurar un ratio de ejecución mayor al 80%”, comentó.

La titular del MEF refirió que se ha mantenido un crecimiento generalizado de la inversión pública, con tasas de crecimiento a dos dígitos en todos los niveles de Gobierno. En particular, el indicador de obras de inversión pública aumentó 41,3% en octubre, siendo impulsado por las obras de vivienda y saneamiento. Asimismo, el mecanismo de Obras por Impuestos está ayudando a focalizar la inversión hacia las regiones. “Hoy contamos con una cartera de más de 1300 proyectos de Obras por Impuestos por más de S/ 7000 millones en provincias”, destacó.

Por su parte, luego de 14 trimestres de caídas consecutivas, la inversión privada creció 5,4% en el 3T2017 y esta recuperación ha sido generalizada en todos los sectores. Así, la inversión en minería e hidrocarburos pasó de caer casi 16% en el primer trimestre a crecer 23,2% en términos reales en el tercer trimestre y la inversión privada en el resto de sectores pasó de caer alrededor de 4,0% a crecer 2,6% en el mismo periodo. Esta misma línea, la titular del Ministerio indicó que los anuncios de inversión aumentaron en 42,2% en los 9 primeros meses respecto del mismo periodo de 2016. Estos anuncios equivalen a un total de US$ 2928 millones de nueva inversión sobre todo en los sectores vinculados a la demanda interna, entre los que destacan el sector inmobiliario y retail. Finalmente, la ministra reiteró que este año la economía cerraría con un crecimiento en torno a 2,8% y se acelerará a 4,0% en el 2018. “El próximo año, la inversión pública crecerá 17,5% en términos reales y continuará siendo el principal motor de crecimiento, pero no será el único. Por primera vez en cuatro años veremos un crecimiento generalizado tanto del sector privado como público, en sectores claves como construcción, manufactura y comercio y servicios”, puntualizó.

Responsabilidad fiscal y crecimiento económico
Durante su presentación de ayer, Cooper reafirmó que se mantendrá el compromiso con la sostenibilidad fiscal para el periodo 2018-2021. La deuda pública se estabilizará en torno al 28% del PBI, por debajo del límite de 30% del PBI. Esto es crucial ya que la evidencia internacional señala que los países que tienen una deuda pública baja suelen tener un mayor crecimiento. Además, el menor servicio de deuda pública está permitiendo destinar mayores recursos a inversión pública dentro del presupuesto. Por ejemplo, el servicio de deuda ha pasado de representar 24% del presupuesto en el 2006 a 7,9% en este presupuesto; mientras que el gasto de capital se incrementó de 14,4% en el 2006 a 26,3% en el 2018.

El dato
El Presupuesto Institucional de Apertura (PIA) para el año 2018 registra un crecimiento de 10,3% nominal, casi el triple de tasa de crecimiento respecto al del año anterior. Excluyendo los recursos asignados a la reconstrucción, el PIA 2018 crecería 5,3%. Dicho presupuesto es consistente con un déficit fiscal de 3,5% del PBI y una deuda pública de 27,8% del PBI.

Lima, 28 de noviembre de 2017
OFICINA DE COMUNICACIONES